reserve hospedaje chundwa santa marta sierra nevada


El Departamento de la Guajira

 

La Guajira es una palabra derivada aparentemente de “Wuaira”, que en lengua aborigen significa amigo o hermano. Como topónimo designa una visión político-administrativa, el Departamento de la Guajira, cuya superficie de 20.848 Km2 equivale aproximadamente al 18% del territorio emergido de Colombia.

Es el más septentrional de los departamentos continentales del país. Limita al sur con el Departamento del Cesar, al sureste con Venezuela, al Oeste con el Departamento del Magdalena y al Noroeste y Norte con el Mar Caribe.

Altitudinalmente se extiende desde el nivel del mar hasta casi 5500 m de altitud-pico Codazzi, Sierra Nevada de Santa Marta.

El departamento esta subdividido en 15 municipios: Riohacha (capital), Maicao, San Juan del Cesar, Fonseca, Villanueva, Uribia, Manaure, Barrancas, Dibulla, Hatonuevo, Distracción, Urumita, El Molino, Albania y la Jagua del Pilar.

La península de la Guajira, junto con su vecina análoga en territorio venezolano la península de Paraguana, conforman el extremo norte del continente suramericano y comparten una serie de atributos climáticos, geológicos, ecológicos y hasta histórico-culturales.

La península propiamente dicha corresponde a la Alta Guajira, cuyo núcleo está constituido por un grupo de montañas: La serranía de Macuira, en el este, Jarara, hacia el centro, Cocinas (o Koshinas), en el sur, y la pequeña serranía del carpintero al noroeste.

En el sur, aislado sobre la planicie, el Cerro de la Teta vigila celosamente toda la zona; quien logre escalarlo podrá ver desde su cumbre las aguas abiertas del caribe, al oeste y las del Golfo de Coquibacoa, al este; este cerro tutelar, por ser visible casi desde cualquier sitio de la media guajira, es punto de orientación para los indígenas y lugareños.

Entre los relieves de la Alta Guajira y las estribaciones de la Sierra Nevada, de los montes de Oca y de la Sierra del Perijá se extienden las amplias llanuras de la Media y Baja Guajira; esta última abarca también los valles aluviales del río Ranchería y sus afluentes.

Solo en la Baja Guajira existen cursos de agua permanente, como los de los ríos Cesar, Ranchería y sus respectivos tributarios que drenan la Sierra Nevada y la Sierra del Perijá y los ríos y quebradas de trayecto corto que desciende por la vertiente norte de la Sierra Nevada de Santa Marta, como Palomino, Ancho, Cañas, Jerez, entre otros, y desembocan directamente en el mar, en el extremo sureste del Departamento.

La geología, el clima y sus historias evolutivas, determinan en gran medida las características actuales del medio natural, los paisajes de este extraño y fascinante territorio y han condicionado las características de la fauna y la flora y el estilo de vida de la población humana que lo habita.

La temperatura, la lluvia y el viento son los tres componentes del clima que en mayor medida influencian el paisaje y la biota del territorio guajiro. A grandes rasgos se evidencia un gradiente climático en sentido noreste- sureste, -el mismo en que se orienta longitudinalmente el territorio de la Guajira-, que abarca desde el clima muy cálido y árido hasta el muy frío y húmedo. En la Baja Guajira, en la cual se encuentra localizado Palomino, las lluvias se incrementan significativamente, también las precipitaciones anuales son superiores a los 800 mm y las temperaturas promedio son ligeramente más bajas; el clima es semiárido.

 

La Sierra Nevada de Santa Marta

Es un macizo montañoso aislado y separado de la cordillera de los Andes por zonas llanas y semiáridas. Ocupa una extensión cercana a 17000 Km2 y alcanza los 5775 metros sobre el nivel del mar en una distancia de tan solo 42 km, desde el mar, lo que las convierte en la montaña costera más alta del mundo.

La Sierra Nevada es un territorio compartido administrativamente por los departamentos del Magdalena, Cesar y La Guajira; a este último le corresponde la porción más septentrional.

Por las particularidades de la fauna, la flora y los ecosistemas y por sus valores arqueológicos y etno-culturales fue declarada por la UNESCO, Reserva de la Biosfera y una parte considerable de su extensión hace parte del Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta.

La Sierra es una importantísima fuente de agua, pues posee 35 cuencas hidrográficas que abastecen a más de 1.5 millones de habitantes e irrigan extensas áreas agrícolas de las llanuras circundantes.

En la Guajira, todos los ríos que nacen en la Sierra Nevada, con excepción del Cesar, vierten sus aguas al mar Caribe. Se destacan los ríos Ranchería, Palomino, Ancho, Tapias y Jerez, los cuales dan origen a varios humedales costeros.

Habitan en ella las culturas Cogí, Arhuaco, Wiwa y Kankwamo, descendientes de los Tayrona, grupo indígena cuyos logros se destacan en orfebrería,  cerámica y tejido, colocándose como una de las culturas más avanzadas de nuestro territorio.